Agendas repletas: 28 formas realistas de adoptar hábitos más saludables (2/3)

Agendas repletas: 28 formas realistas de adoptar hábitos más saludables (2/3)

Segunda parte – 22/28

En la primera parte hablamos de 8 formas fáciles de adoptar hábitos saludables enfocados en el bienestar. En esta entrada es el turno de hablar de nutrición. ¡Vamos allá!

Comienza con poco y construye desde ahí. Y si algunos de estos consejos no son para ti, ¡ignóralos!

Nutrición

    agendas super ocupadas
    Creamy Chia Pudding – The macadames

    9. Se amigo del microondas.

    El microondas hace más que calentar los restos de comida de ayer. Haz una quiche en una taza en sólo un minuto, un desayuno con canela y quinoa o incluso salmón para almorzar. ¡No es necesario horas de preparación complicadas y lentas!

    10. Haz comidas de tres ingredientes.

    La mantequilla de cacahuete y mermelada de fresa sobre pan de trigo integral es la opción obvia aquí, pero hay todo un mundo de combinaciones fáciles y deliciosas. Prepara tortitas o “Overnight oats”*, por ejemplo. Mínimo tiempo de compras y preparación, máximo sabor. Además, estas comidas también pueden ser súper saludables.
    *Deja los copos avena en remojo durante toda la noche en bebida vegetal o leche y yogur, para que lo absorban y así, se ablanden.

    11. Hierro, tu nuevo mejor amigo.

    No comer suficiente hierro causa fatiga e incluso depresión. Mantén la energía alta comiendo lentejas, avena y carnes magras (pollo, pavo, conejo y algunos cortes de ternera).

      Bonus: El hierro aumenta la fuerza muscular, por lo que es mucho más fácil pasar la jornada laboral y el ejercicio.

    12. Prepara el fin de semana las cenas de la semana.

    Las ensaladas son lo suficientemente simples como para combinarlas, pero en realidad, todo lo que tenemos que picar, cocinar y mezclar lleva tiempo. Ahórrate la agonía de todo este proceso, cortando y picando las verduras y guardarlas en el refrigerador, pre-cocina las proteínas y las legumbres (adoramos las lentejas) y prepara una gran porción de aderezo para usar durante toda la semana (sí, conserva su sabor). Ponerlo todo en el plato y tenerlo listo para cenar, te llevará cinco minutos como máximo.

    13. Prepara bolsas para smothies.

    Smoothies = Esfuerzo mínimo para llenarnos con toneladas de nutrientes. Pero para hacer las cosas aún más fáciles, agrega frutos del bosque, espinacas, proteína en polvo u otros ingredientes no líquidos en una bolsa hermética para que cuando lo necesites todo lo que tendrás que hacer es volcar los ingredientes en la licuadora. Si tomas batidos durante toda la semana, guarda bolsas de productos congelados pre-cortados en el congelador.

    14. Ama la cafeína!

    La gran cantidad de datos contradictorios sobre si el café es bueno o no, es suficiente para hacer girar la cabeza a cualquiera. Pero el hecho es que obtener una dosis diaria de cafeína ayuda a acelerar nuestro metabolismo y nos proporciona un impulso de energía muy necesario.

      Bonus: Para mantener tu cartera saludable también, haz tu propio café y mantenlo en tu escritorio para que puedas recargarte en cualquier momento.

    15. Establece cuando comer, en lugar de “picar” todo el día.

    Cuando estás ocupada, puede parecer que no hay tiempo para sentarse y disfrutar de una comida completa. En cambio, parece más fácil tomar ese puñado de mix de frutos secos, esa bolsa de patatas entre reuniones u otros bocados antes de llegar a cada comida, consumiendo más calorías de las que necesita. Afortunadamente, hay muchas comidas fáciles de preparar rápidamente y comer en cualquier lugar.

    16. Come conscientemente.

    Con la entrega de algún proyecto alzando su fea cabeza, a menudo terminamos comiendo en nuestro escritorio, olvidándonos de respirar, y mucho menos de ser conscientes de cómo se sienten nuestros cuerpos. No importa cómo estés de estresado, tan sólo disminuye la velocidad, toma aire entre bocados, y toma nota cuando estés lleno. ¡Las probabilidades son que terminarás comiendo mucho menos (y sintiéndote mucho mejor)!

    17. Condimenta tu vida.

    En lugar de cubrir el filete con extra de queso o envolverlo en mayonesa, agrega un poco de picante para encender tu metabolismo.

      Bonus: La Mostaza es otro condimento alternativo de pocas calorías.

    18. Añade verduras…a todo.

    Ya sea con la tostada de la mañana, buscando aumentar la cantidad a ingerir en el almuerzo o dando un cambio de imagen saludable a los macarrones, introducir vegetales te aportará nutrientes de una forma deliciosa (e inteligente).

    19. Aumenta el consumo de proteína.

    Es fácil optar por la opción menos saludable cuando estamos hambrientos y los productos envasados son lo único a la vista. Pero incluso esos snacks decadentes, como galletas y patatas fritas, no te mantendrán lleno por mucho tiempo. Evita las tentaciones de picar entre horas cargando tus comidas con proteínas, lo que te llenará y te mantendrá satisfecho durante horas.

    20. Mantén un alijo secreto de snacks.

    Los cambios de horario y los retrasos son inevitables, lo que significa que a veces tu tiempo de 30 minutos para almorzar puede desaparecer por completo. Y aunque tomar una porción de pizza no es necesariamente una mala opción, tener snacks de emergencia es más saludable y te garantiza tener siempre algo a mano.

      Bonus: Nuestros favoritos: mezcla de frutos secos DIY, frutas deshidratadas sin azúcar y algunas barras de granola.

    21. Di no a los snacks de bar.

    Después de un largo día, las patatas fritas y la cerveza pueden sonar como lo que necesitas. Pero en lugar de sobrecargarnos con los snacks de bar y la bebida, quédate con una. Si sales a pasar una noche bebiendo, come una comida pequeña y abundante de antemano para que las patatas fritas sean menos tentadoras. Si comerlas te es inevitable, llénate con una sopa o una ensalada y elije un solo plato para comer.

    22. Búrlate del menú.

    Cuando salgas a comer o hagas un pedido a domicilio, es fácil optar por lo más delicioso (y normalmente la opción menos saludable) del menú. Aquí, hay algunas tácticas que ayudarán a mantener tus objetivos de nutrición por el buen camino. Consulta el menú en la web del restaurante en el que vas a cenar, para saber cuáles son las mejores opciones. Asegúrate de elegir al menos un artículo que esté basado en vegetales y que tenga una proteína magra.


Related Posts

Agendas repletas: 28 formas realistas de adoptar hábitos más saludables (3/3)

Agendas repletas: 28 formas realistas de adoptar hábitos más saludables (3/3)

Tercera parte – 28/28 En la primera parte hablamos de 8 formas fáciles de adoptar hábitos saludables enfocados en el bienestar y en la segunda parte la enfocamos en la nutrición. Ahora es el turno del fitness/ejercicio. ¡Vamos allá! Comienza con poco y construye desde […]

Agendas repletas: 28 formas realistas de adoptar hábitos más saludables (1/3)

Agendas repletas: 28 formas realistas de adoptar hábitos más saludables (1/3)

Primera parte – 8/28 Por mucho que quieras, las decisiones saludables son difíciles de hacer, simplemente no hay tiempo. Al salir corriendo cada mañana, es más fácil tomar una decisión poco saludable que preparar un desayuno nutritivo. Y cuando te enfrentas a la decisión de […]



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 − dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.